Deterioro cognitivo leve y enfermedad de Alzheimer: Revisión de conceptos.

  • Diana Oviedo
Palabras clave: Enfermedad de Alzheimer, Deterioro cognitivo leve, Evaluación neuropsicológica, Manifestaciones neuropsicológicas, Biomarcadores

Resumen

La enfermedad de Alzheimer (EA) es una enfermedad neurológica degenerativa que afecta a más de
46 millones de personas alrededor del mundo. Representa el tipo de demencia más común en los
adultos mayores y cursa con una alteración grave en la memoria y en la funcionalidad de la persona.
La EA impacta al individuo, a su familia y/o cuidador y a la sociedad, generando grandes cargas para
los sistemas sanitarios, sociales y económicos. La detección temprana de la EA se ha vuelto el foco de
estudio en el área del envejecimiento en los últimos años. Diagnosticar la EA en etapas prodrómicas,
cuando hay cambios cerebrales subyacentes a EA pero aún no se ha desarrollado la demencia pudiera
incidir en mejorías en la intervención y en retrasar la aparición de los síntomas demenciales. Por ende
es crucial estudiar el deterioro cognitivo leve (DCL), fase que precede a EA. Delimitar sus manifestaciones,
criterios diagnósticos y su relación con EA es fundamental para identificar a aquellos sujetos
que tienen mayor riesgo de progresar a EA. El estudio de las alteraciones cognitivas y biomarcadores
de DCL y EA es la base para realizar diagnósticos diferenciales oportunos. La evaluación neuropsicológica
es fundamental para determinar perfiles cognitivos y evaluar la progresión de la enfermedad.
Una memoria episódica deficiente es la primera manifestación en DCL amnésico. Si la persona progresa
a EA, este déficit se vuelve más severo inhabilitando la recuperación de la información. Otras
funciones como la atención, el lenguaje, las capacidades visuoespaciales, razonamiento, y la flexibilidad
mental pueden también estar afectadas en DCL, deteriorándose progresivamente en EA hasta deteriorar
severamente la autonomía de la persona. El estudio de los biomarcadores en líquido cefalorraquídeo
(LCR), estudios con neuroimagen y biomarcadores en sangre ha permitido establecer los procesos
patológicos subyacentes en DCL y EA y junto con la evaluación neuropsicológica constituyen
el enfoque más eficaz para el diagnóstico precoz.

 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2016-08-23
Cómo citar
Oviedo, D. (2016). Deterioro cognitivo leve y enfermedad de Alzheimer: Revisión de conceptos. Investigación Y Pensamiento Crítico, 4(2), 61-91. Recuperado a partir de https://revistas.usma.ac.pa/ojs/index.php/ipc/article/view/106